Telefono Citas: 950 264 122

Tratamiento ATM

Tratamiento ATM

La Articulación Temporomandibular (ATM) puede presentar una serie de trastornos como son: dolor localizado en el área de la articulación y músculos masticadores, la limitación de apertura o cierre de la boca o los ruidos articulares (chasquidos, clics, crepitaciones “como arenilla”) provocando además molestias o dolor en otras regiones como el oído o la mandíbula, además de dolores de cabeza y cervicales.

La fisioterapia juega un papel muy importante en el tratamiento del Síndrome de Disfunción de la Articulación Temporomandibular.

¿Has padecido alguno de estos síntomas?

  • Dolor en la mandíbula
  • Sensación de fatiga de la mandíbula
  • Dificultad para abrir la boca o bloqueos
  • Pitido en los oídos
  • Mareos
  • Dolor de cabeza
  • Ruidos en la mandíbula
  • Dolor en el cuello

Tratamiento del Síndrome de Disfunción de la Articulación Temporomandibular

La mejoría del paciente se consigue mediante un programa individualizado donde se aplican una gran variedad de técnicas y modalidades terapéuticas que tienen como objetivo fundamental recuperar la función mandibular óptima del paciente.

En la clínica contamos con un servicio de fisioterapia especializado en problemas de la articulación temporomandibular.
Si estás cansado de ese malestar, es el momento de ponerle solución,
¡CONSÚLTANOS!
Dirigido a: 
Adultos
Adolescentes
Preguntas frecuentes: 
¿Pueden provocar las disfunciones temporomandibulares dolores de cabeza?
Si, en muchas ocasiones los dolores de cabeza, incluso de cuello o espalda son provocados por disfunciones temporomandibulares, en un alto porcentaje de los casos debido a bruxismo (apretar o rechinar los dientes) normalmente en épocas de estrés o ansiedad, o simplemente por mal posiciones dentarias o problemas en la musculatura masticatoria.
¿Todos las disfunciones en la ATM pueden solventarse con tratamiento fisioterápico?
En más de un 90% de los casos estos problemas se pueden solucionar con tratamiento fisioterápico complementándolo con férulas de descarga o tratamiento de ortodoncia, pero hay un pequeño porcentaje de casos en los que el cóndilo o el disco articular se encuentran afectados y hay que recurrir a cirugía.