Telefono Citas: 950 264 122

Ortodoncia y Cirugía

Ortodoncia y Cirugía

El tratamiento combinado de ortodoncia y cirugía se utiliza normalmente en pacientes que han finalizado su crecimiento y por lo tanto su caso no puede corregirse exclusivamente mediante aparatología ortodóncica. También puede llevarse a cabo en ciertos casos de niños con alteraciones muy graves en el crecimiento de los maxilares.

La cirugía ortognática corrige las alteraciones maxilo-mandibulares mediante una intervención quirúrgica. Puesto que la cirugía se realiza dentro de la boca, no quedan marcas visibles.

Esta intervención se lleva a cabo en adolescentes o adultos que tienen una alteración esquelética con una maloclusión dentaria, un desajuste en sus maxilares con respecto a la base del cráneo, por ejemplo un avance o retroceso mandibular y/o maxilar mayor o menor de lo normal, una compresión grave del maxilar, una desviación mandibular, etc. En definitiva, anomalías que alteran el aspecto de la cara y la sonrisa del paciente.

Trabajo combinado entre Ortodoncista y Cirujano Maxilofacial

Para corregir los problemas que mencionábamos anteriormente, es necesario un procedimiento interdisciplinar que combine un tratamiento de ortodoncia con una intervención de cirugía ortognática. Es, por tanto, un trabajo en equipo entre el ortodoncista y el cirujano maxilofacial, que se realiza siguiendo un plan consensuado entre ambos y se ejecuta de manera coordinada y secuenciada.

En primer lugar, el ortodoncista prepara los dientes hasta que alcanzan la posición adecuada, para que, posteriormente, el cirujano maxilofacial realice la cirugía de los maxilares. Una vez realizada, el ortodoncista acaba de engranar los dientes en la correcta oclusión con otro tratamiento de ortodoncia.

¿Qué problemas más comunes puede resolver la cirugía ortognática?

Este tratamiento mejora el aspecto del paciente, así como la funcionalidad de los maxilares y los dientes. El principal objetivo a conseguir es una oclusión apropiada (la manera en la que los dientes del maxilar superior e inferior encajan) y una cara estéticamente agradable.

  • Mordida abierta de causa esquelética.
  • Maxilar estrecho o retrasado.
  • Maxilar grande o adelantado.
  • Mandíbula pequeña o retrasada.
  • Mandíbula adelantada o grande.
  • Sonrisa gingival (exposición excesiva de encía)
  • Asimetrías simples y mixtas.
  • Biprotrusión esquelética.
  • Biretrusiones ambos maxilares.
  • Labio leporino y hendiduras palatinas.
  • Grandes compresiones maxilares o mandíbulares.
  • Síndrome de apnea del sueño.
Dirigido a: 
Adultos
Adolescentes
Preguntas frecuentes: 
¿Cuál es la edad mínima aconsejable para iniciar el tratamiento con esta técnica?
A partir de los 17 años, cuando haya concluido su crecimiento.
¿Cuál es la duración del tratamiento con esta técnica?
Se trata de un tratamiento largo, cuya duración dependerá de la severidad del caso.

Casos resueltos destacados